Importancia de la formación continua en el profesional

Importancia de la formación continua en el profesional

Importancia de la formación continua

Cuando completamos nuestra formación académica, comentemos el error de cerrar los libros y no volver a tomar contacto con la educación. Este momento suele coincidir con la entrada al mercado laboral, cuando pensamos que ya hemos adquirido el conocimiento suficiente y que nos servirá para siempre. El problema es que nosotros nos quedaremos estancados, pero el mercado de trabajo seguirá avanzado.

Porque el profesional nunca debe dejar de aprender.

Estas son algunas razones para tener una formación continua a lo largo de toda la trayectoria laboral.

La diferenciación

 Hace un par de décadas, las empresas solían estar limitadas a su área territorial o a los contactos cercanos para seleccionar su personal. Además, la educación superior solía estar reservada a la gente con poder adquisitivo, por lo que el personal formado era escaso.

Hoy la universidad es accesible a todo el mundo y a las compañías les basta conectarse a Internet para encontrar cientos de candidatos a un puesto. El afán por aprender más nos diferencia de los otros a la hora de optar a un mejor trabajo.

La formación continua como adaptación al nuevo mercado laboral

 La tecnología avanza cada vez más rápido. Con frecuencia, lo que estudiamos se queda obsoleto al cabo de unos años. Nunca hay que dejar de adquirir conocimientos en nuestro sector y hacerlo no tiene por qué resultar aburrido.

Hoy en día contamos con aplicaciones e-learning, ebooks, contenido multimedia, blogs especializados y estrategias de gamificación aplicadas a la educación.

Mejor desempeño en el trabajo

 La red ha democratizado el acceso a la información. Como consecuencia, en ocasiones los clientes, alumnos o pacientes están más actualizados en las nuevas tendencias que los propios profesionales. La formación continua complementaria es primordial para seguir dando un buen servicio manteniendo una imagen de expertos en nuestro sector.

Estas son las razones de peso por las que no descuidar la formación continua, que es un factor de diferenciación.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + uno =